Cultura

‘Ralph rompe Internet’: Disney actualiza su pasado y se prepara para su futuro en la red

0
  • Se estrena la secuela de Rompe Ralph en la que sus protagonistas entran en la red
  • Sus creadores reflexionan sobre la adaptación tecnológica y los confictos de Internet

La reunión de princesas Disney de 'Ralph rompe Internet'.

noticias

Ralph, Vanellope y demás personajes de los viejos videojuegos vivían felices en su vetusto local al final de Rompe Raph (2012). Pero cuando un router se conecta a la regleta común se abre un nuevo mundo: internet. Así comienza Ralph rompe Internet, la secuela en la que, al igual que Pixar hizo con el cerebro en Del revés, Disney recrea con humor e ingenio el interior de red en la que se adentran el forzudo y bonachón Ralph y la intrépida Vanellope.

Los directores de Zootrópolis, Rich Moore y Phil Johnston, dirigen una comedia con un conflicto muy adulto: afrontar el fin de la amistad, o al menos, aceptar sus mutaciones. Pero, además, parece que Disney traza sus líneas maestras para el futuro en la animación, reflexiona sobre la adaptación tecnológica, y fija una posición sobre conflictos de la red.

“En la primera película vemos dos amigos que se han esforzado mucho por encontrar la amistad y no queríamos centrarnos en una simple historia de la importancia de tener amigos. Lo que queríamos era hablar de cómo cambian las amistades, porque todo cambia en la vida, y de lo difícil que es eso”, explica Rich Moore en una entrevista para RTVE.es. “Es algo de lo que no se habla en las películas para toda la familia”.

Disney entra en Internet

Disney prepara para otoño de 2019 su plataforma de streming. Llega tarde a un mercado que domina Netflix y que tras la llegada de Disney se asentará dejando vencedores y vencidos. Ralph Rompe Internet es también un enorme anuncio de su poderío: la recreación de internet incluye sus princesas desde hace más de 80 años (que protagonizan las secuencias más comentadas), las ramificaciones de Star Wars (con la aparición de C-3PO), y el universo Marvel (con cameo animado del fallecido Stan Lee incluido). El mensaje está claro: llegamos tarde pero llegaremos con todo.

“Llevas razón: Disney explora nuevas rutas, nuevos caminos, la idea de streaming, de llegar directamente al espectador es emocionante. Todo evoluciona cada día: es lo que es Internet. Y tenemos que adivinar cómo va a cambiar. Es una idea relacionada con los dos personajes: A Ralph le da miedo dejar su nicho, su pueblo, su amiga, lo conocida; y Vanellope está emocionada porque es un nuevo mundo. Nos gustaba ese contraste porque ilustra una realidad: hay que decidir si excitante que el mundo cambie o prefiero que todo permanezca igual”, explica el productor Clark Spencer.

Los directores apuntan a que, creativamente, ocurrirá algo similar a lo que ha sucedido con el cine independiente americano gracias a Netflix o Amazon. “Van a necesitar mucho contenido para poner en Internet, así que va a haber mucho trabajo”, celebra Phil Johnston.

El feminismo llega a las princesas Disney

Aunque hace años que las princesas Disney no son solo parpadeantes personajes pasivos, Ralph rompe Internet quiere hacer tabla rasa con el pasado de la compañía. Son las secuencias de las que todo el mundo habla: La rebelde Vanellope entra en la app de Disney de Internet, donde comparten casa Blancanieves, Elsa, Bella, La sirenita, Mulan, Merida o Vaiana. Todas, vestidas con sus ropajes originales, le explican qué significa ser una princesa canónica: los animales te hablan, te han secuestrado, esclavizado o maldecido, y, por supuesto, un hombre atractivo llegará al rescate.

Los directores dicen que se enfrentaron a la escena, “como si fueran familia porque uno se puede reír de su familia”. El productor añade: “Sobre el papel había mucha comedia, pero teníamos que ganarnos el derecho de sacarlas en la película. Y nos llevó tiempo idear por qué Vanellope tendría que ver a las princesas. Al final fue que ellas trajeran esa idea de destino para Vanellope. Y nos dimos cuenta de que podrían ser graciosas y también personajes orgánicos en la historia”. A cambio Vanellope les enseña la comodidad de estar en casa con ropa holgada y zapatillas.

El lado oscuro de Internet

Ralph se enfrenta en una secuencia al terror de cualquier celebridad moderna: leer los comentarios que la gente deja en internet sobre él. “Internet es un lugar maravilloso donde podemos interactuar con personas de todo el mundo, pero también hay un lado oscuro que puede victimizar a las personas y aprovecharse de sus inseguridades. Hablamos del ciberbullying y es algo importante: si lo hemos hecho bien, los padres podrán hablar con los niños para decir que hay cosas maravillosas y otras complicadas”.

Otro asunto, no estrictamente relacionado Internet, también interesa a sus creadores. Vanellope se siente seducida por un videojuego de carreras llamado Slaughter Race (del estilo Grand theft auto). ¿Se está difuminando la barrera de los que es un contenido violento para un público infantil?

“Sí, y lo que hemos querido hacer es mostrar la dualidad de lo que significa jugar on-line ahora: Cuando termina la partida te das cuenta de que son personajes reales de carne y hueso. Es un modo de decir a los niños: es lúdico, pero también es real”, razona Spencer.

El entretenido resultado, que se estrena en España el 5 de diciembre, es la apuesta de la compañía para los Oscar de este año. El tiempo (léase resultados en taquilla) dirá si Ralph y Vanellope se convertirán en una saga.

Leticia Dolera lamenta que la polémica con Clotet se haya usado para desacreditar el feminismo

Previous article

¿A qué sonaba España en 1978?

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Cultura