Salud

El ‘Paciente de Londres’, segundo caso mundial de un portador de VIH curado

0

La infección empezó a remitir a partir de un trasplante de médula ósea destinado a tratar el cáncer que padecía

En un año en el que la figura de Freddie Mercury se ha vuelto viral, llega una noticia esperanzadora para los 36,9 millones de personas que, como el cantante en su momento, conviven con el sida. Por segunda vez en la historia, un paciente con VIH se ha curado, según han anunciado los investigadores que han seguido el caso, algunos de ellos españoles.

La noticia llega casi doce años después de que Timothy Brown, conocido como 'Paciente de Berlín', fuera declarado curado de esta patología, convirtiéndose en el primer caso mundial. Desde entonces, los científicos han intentado repetir dicha hazaña, sin éxito hasta hoy. «Este caso confirma que una cura para el VIH es difícil de conseguir, pero posible«, han dicho.

El nuevo paciente, cuyo nombre no ha trascendido y al que se ha bautizado como 'Paciente de Londres', lleva 18 meses sin rastro del virus a pesar de no tomar ningún medicamento antirretroviral, algo inimaginable para cualquier seropositivo, pues la interrupción del tratamiento implica la reaparición del virus a lo largo de las primeras cuatro semanas. Era portador del VIH desde 2003 y en 2012 se le detectó un Linfoma de Hodgkin por el que se sometió a un trasplante de células madre en 2016.

Sorprendentemente, los trasplantes de médula ósea administrados a los dos pacientes curados estaban destinados a tratar el cáncer que padecían, no el SIDA, pero han jugado un papel esencial en la remisión de la infección. También ha coincidido que en los dos casos las células óseas implantadas provenían de donantes con un gen CCR5 disfuncional, algo que no asegura el éxito, pues en otros pacientes de VIH no ha dado resultado.

En un correo electrónico enviado a The New York Times, el paciente, que prefiere mantenerse en el anonimato ha dicho: «Tengo un sentido de responsabilidad para ayudar a los médicos a entender cómo sucedió para que puedan desarrollar la ciencia». En cuanto a cómo se siente al saber que podría haberse curado tanto del cáncer como del sida ha expresado que es una situación «surrealista» y «abrumadora». «Nunca pensé que habría una cura durante mi vida», ha agregado.

En el año 2014 se reportó el caso del Paciente de Essen, que recibió un trasplante con la mutación CCR5 Delta32 pero cuando interrumpió el tratamiento antirretroviral el VIH experimentó un rápido rebote. En otros tres casos de trasplante de células madre, que no presentaban la mutación CCR5 Delta 32, el virus rebotó a las 12, 32 y 41 semanas, respectivamente.

La mayoría de las personas con la mutación resistente a VIH llamada delta 32, son de ascendencia del norte de Europa. Hasta el momento, los científicos están rastreando a 38 personas infectadas con VIH que han recibido trasplantes de médula ósea, incluyendo seis de donantes sin la mutación CCR5 disfuncional. El 'Paciente de Londres' es el número 36 de la lista. Otro, el número 19, referido como el «Paciente de Düsseldorf», lleva cuatro meses sin tomar medicamento antirretrovirales.

«La principal conclusión que extraemos de toda esta información es que el Paciente de Berlín no fue simplemente una anécdota y es posible conseguir una remisión total del virus», expresa Javier Martínez-Picado, profesor asociado de la Universidad de Vic y uno de los españoles involucrados en el estudio.

«Saber que la cura del VIH es accesible y no un sueño da esperanza a aquellas personas sufren esta enfermedad», ha añadido la doctora Annemarie Wensing, viróloga en el Centro Médico Universitario de Utrecht en los Países Bajos.

Los científicos advierten que, aunque se trata de una buena noticia y son optimistas al respecto, la prudencia es clave y aún es pronto para cantar victoria. Por ello, aunque utilicen la palabra «curación» durante las entrevistas, consideran que una mejor definición sería «remisión a largo plazo».

El estudio, ha sido liderado por el University College de Londres y se ha realizado en el marco del consorcio internacional IciStem, coordinado por el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa (Barcelona) y el University Medical Center de Utrecht (Holanda). Los resultados se han presentado este martes en la Conference of Retrovirus and Opportunistic Infections (CROI), en Seattle, coincidiendo con su publicación en la revista 'Nature'.

Más infromación


  • España realiza uno de los mayores ensayos de la vacuna contra el VIH

Piden 40 años de cárcel para la auxiliar acusada de matar a dos ancianas

Previous article

Facebook te pide el número de teléfono, pero no es posible borrarlo

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Salud